Etiquetas

Hace unas horas sonó el teléfono precisamente para comunicarme que algo había dejado de sonar, que algo se había apagado de repente y ese algo era tu corazón.

Lágrimas_en_soledad

Ahora sólo tengo lágrimas. Son lágrimas de dolor e impotencia por saber que ya no vas a estar. Es dolor porque la última vez que nos vimos hubo lágrimas. Es impotencia porque la última vez que nos vimos hubo rabia. Y esas lágrimas y esa rabia siempre surgían por la dificultad en la comunicación, algo que ambos suplíamos mirándonos a los ojos y hablando sin palabras desde dentro, superando el dolor y la impotencia e intentando pintar una sonrisa ante la adversidad que desbarató tu vida hace casi dos años.

Dicen que los vínculos de sangre unen mucho. Nunca lo he dudado. Pero desde pequeña tampoco he dudado nunca que hay lazos hacia ciertas personas que sin ser nada lo son todo. Lazos que te vinculan a ellas de por vida generando una serie de bellos sentimientos y un cariño especial.

Mi baúl de los recuerdos guarda buenos momentos vividos a tu lado. Tengo grabados cada uno de los detalles que hiciste por mí y, aunque hoy mis ojos están cristalinos por las lágrimas que afloran con fuerza, que calan mis pestañas y que nublan mi mirada, prometo que el dolor y la impotencia dejarán paso a un recuerdo aun más bonito por haber compartido esos momentos contigo haciéndome sentir alguien especial.

Donde quieras que estés te doy las gracias por todo y te mando el beso que ya no te podré dar. Por tu parte, estoy segura que desde el rincón que tenías reservado para ti nunca dejarás de alumbrarme y de tender tu mano para secar mis lágrimas si hace falta. Esto no es un adiós… es un hasta luego.

Mayo @letrasdesal

Anuncios